sábado, 19 de agosto de 2017

El lado bueno de las cosas, 2012


Otra película en plan entretenido para ver el fin de semana, con tintes de comedia romántica y llena de personajes variopintos y con reacciones un tanto peculiares.

El protagonista ha estado en un centro psiquiátrico durante meses por tener ataques de violencia (a raíz de encontrar a su esposa con otro hombre en la ducha), sobre todo cuando escucha esta canción, que es la banda sonora de su matrimonio.

Y le presentan a una mujer también inestable emocionalmente. Y los padres de él tampoco es que estén muy centrados... Bueno, y es medianamente divertida.

La hora de la araña, 2001





Para mí Morgan Freeman es sinónimo de película cuando menos, entretenida. Salvo esa en la que comparte protagonismo con Paz Vega, pero bueno, siempre hay una excepción que confirma la regla.

En este caso su personaje recuerda muy mucho al que interpretó en Seven. Un poco más optimista, sí, pero más o menos la misma base.

Muy entretenida, no es un peliculón ni te cambiará la vida, pero te ayudará a pasar el rato, sin duda.

Paisajes gallegos


A pocos kilómetros de aquí. Fotos cortesía de Chelou :)











La chica del tren, 2016




Vaya por delante decir que no he leído la novela. Y que no sabía muy bien de qué iba la historia. Y al final me he encontrado con algo que tiene ciertas reminiscencias a "La ventana indiscreta", de Hitchcock, pero sin tener, ni de lejos, la calidad ni las interpretaciones de dicha cinta.

Me ha resultado un poco agobiante. Entiendo que lo interesante y a la vez complicado de la historia es narrarla en la persona de la protagonista, con lo que conlleva el problema que tiene (no doy más datos para no destripar la historia) y que eso hace que parte de la angustia que ella sufre se traslade al espectador, o al menos eso fue lo que me sucedió.

Pero todo tiene un punto límite. Y todo cansa, a partir de cierta medida. En mi opinión se ha querido ir enlazando varios giros de guión que lo único que han conseguido es que el final no sea, para nada, sorprendente. Sí lo es el comportamiento de los personajes, hacen y dicen cosas que no son coherentes con la personalidad que tienen.

O tal vez todo esto es porque soy corta de mente, no lo sé. En el mejor de los casos, es una película tipo sobremesa de fin de semana, ya sabes, de las que hay dos tipos: las de amor y las de intriga. Pues esta es una de esas, de intriga.

jueves, 17 de agosto de 2017

Cellos


https://www.youtube.com/watch?v=zzYC7cXUk1g

Je suis malade


https://www.youtube.com/watch?v=dVvlmpo5g9k

Juego de tronos (no leas la entrada si no estás al día: episodio 7x06)


Pues sí, me he encontrado con la sorpresa de que está ya el sexto episodio, en versión original subtitulada y me lo voy a ver enterito ahora mismo antes de acostarme.

Pero antes me gustaría comentar una cosa. Yo no soy muy de fijarme en los detalles, así que si me he dado cuenta yo, seguro que tú también.

Sam Tarly, en la Ciudadela, comenta que él ayudó a Bran Stark a pasar al otro lado del muro hace algunos años. Vale, ¿hace algunos años? Cuando Bran y Sam se cruzan, el bebé ya ha nacido. En la Ciudadela vemos al niño que es un bebé aún. O no han pasado años o el niño tiene lag de crecimiento.

Por otra parte, el ejército de los muertos ya estaba avanzando por entonces, y ya había tenido encontronazos con los vivos. Si los muertos avanzan sin descanso y han pasado años, ¿cómo es que aún no han llegado? Y máxime cuando a los hombres les ha dado tiempo de ir donde están ellos y volverse al muro y al niñato Snow también le ha dado tiempo de liberar Invernalia, coger vidriagón a cascoporro y volver otra vez al Muro.

Pues eso, son dos cosas que me llaman mucho la atención. Y ahora voy a ver el episodio, lalalalala....


Edito para decir que ya he visto el episodio sexto, así que si aún no lo has visto, no sigas leyendo

Jon Caradeestreñido Snow es lo más imbécil que ha parido madre alguna. Por querer ser el gallito del corral y ponerse a hacer machadas de las suyas, se han cargado a un dragón. No podía irse con los otros, no, tenía que quedarse en plan héroe tontolculo. Grrrrrr. Y se avecina lo que más me temía desde la segunda temporada: lío amoroso vario entre la niñata de los dragones y el bastardo melancólico. Ainssss, qué cabre tengo encima, de verdad....

Otro pensamiento inconexo de los míos; un ejército de tropecientos mil inmaculados y esclavos liberados, ¿cómo demonios mantienes a tanta gente mientras cruzas países enteros caminando? Y otra cosa, el viaje desde la Bahía de los Esclavos hasta Poniente, dura varios días, entonces... ¿cómo descansan los dragones? Porque sobre un barquichuelo en los que fueron no pueden posarse, ¿se pasaron tooodos los días del viaje volando?

Pues eso. Episodio emocionante. Lástima estropearlo al final con esos dos.