lunes, 29 de agosto de 2016

Rebeca, 1940


Lo sé, lo sé, ya la he visto muchas veces, pero me apetecía...


Tanto la película como la novela de Daphne du Maurier son perfectamente recomendables. Para ver y para leer varias veces. Y lo fascinante de ella, para mí, son dos cosas: que la protagonista desde el primer minuto hasta el último no aparece nunca. No hay ni una imagen de Rebeca. Y la segunda cosa, que nunca se refieren a la segunda señora de Winter por su nombre, otra forma más de intensificar el personaje invisible de Rebeca, la muerta, que está en todas partes frente a la muchacha viva, sin nombre, torpe e inocente.

Me gusta mucho.

Roma, serie (primera temporada)


Sí, sólo vi la primera temporada, por algún extraño motivo no me animé a seguir con la segunda.



En la imagen, lo que considero mejor de la serie: la elección perfecta para el papel de Cayo Julio César y también el de Marco Antonio.

Me gustó, me entretuvo y aunque pasaban con mucha rapidez por las maniobras bélicas y politicas, también me sirvió para refrescar un poco lo que (poco) estudié de historia.

El hilo conductor de la serie es la amistad de dos personajes, dos soldados de la 13 legión de César, con destinos muy dispares, uno se ve abocado casi por imposición a la política y otro a ser un matón a sueldo.

Me sorprendió mucho el aspecto religioso de los antiguos romanos, los augurios, lo mucho que les influía el hecho que podemos considerar tan banal como el de romper un vaso o un plato en una determinada celebración. La inseguridad y el recelo por todo y por todos, cualquiera puede traicionar a quien sea.

Como parece suceder últimamente en las series de este tipo, bastantes escenas de desnudos (tanto masculinos como femeninos) y un alto contenido sexual y de violencia.

Buen detalle el de las crucifixiones, clavar los clavos por las muñecas y no por las palmas de las manos, así es como se hacía ya que si se clavaban por las palmas, se producían desgarros y quedaban los brazos sueltos, mientras que por las muñecas, se sostenían los cuerpos como era debido.

Me ha parecido una buena serie, cuidada, quizás demasiado precipitada en los hechos que muestra y con giros sorprendentes. No sé decirte el motivo por el que no me llama ver la segunda temporada, la verdad.

Ah, así como César está muy bien elegido, muestran a Cleopatra como una niñata consentida a la que te dan ganas de darle una buena azotaina.



Las aventuras de Ford Fairlane, 1990


La vi porque me la recomendaron. Eso sí, me avisaron que seguramente me parecería una patochada (palabra textual).




Todos los clichés de películas de detectives en plan chulo-duro, plasmados con un punto de humor un tanto extraño. Creo que eso define perfectamente la película. A veces me parecía estar viendo un cómic de los de El jueves hecho película. Y todo el tiempo tuve un extraño pensamiento en mente: "Vin Diesel habría clavado el personaje más aún que el actor este". Y el actor lo hace muy bien, que conste.

Un mundo loco, abigarrado, exagerado, colorista y un protagonista que va de ligón y de sobrado por la vida. Pero en plan muy... personal.

Sólo puedes entenderlo si la ves. Y con la mente en blanco, sin esperar nada.

Jane Eyre, 2011





Si no es la novela con más adaptaciones a la pantalla, estará cerca.

Hace mucho tiempo, en mis años mozos (más o menos sobre 1985) mi mejor amiga me regaló un ejemplar de la novela. Me gusta mucho, la verdad. Ese libro me ha acompañado en todas las mudanzas y a lo largo de mi vida. Así que, como es natural, he visto las películas y series que han caído en mis manos. Y esta no es menos, este es el segundo visionado.

La película está bien, si no tienes en cuenta la historia original. Se han cambiado cosas, se han eliminado cosas, supongo que con el fin de recortar gastos o metraje. Esto hace que el final sea demasiado abrupto para quienes esperábamos algo al menos parecido a lo que leímos. No es la mejor adaptación que he visto, la verdad. Aunque te repito, si no esperas fidelidad a la lectura, es una película entretenida y aceptable.

Faldas largas, un caserón en medio de la nada y una historia de pasión y locura.

Premonición, 2015


Esta acabo de verla justo antes de empezar a escribir las entradas de esta noche. De hecho, si estoy actualizando el blog en este momento se debe en gran parte a esta película.



No puedo contarte mucho sobre la historia en sí. Porque te la destrozaría y me gustaría mucho que la vieras. Me gustó. Asesino en serie. FBI. Un hombre con ciertos poderes especiales. Seguro que te suena a algo conocido. Ah, pero en este caso hay algo especial. Que no puedo contarte porque es el "quid" de la cuestión. Es algo bastante original, que hace que la película sea diferente a otras que hayas podido ver sobre un tema parecido.

Así que anímate y dedícale un rato una de estas noches. Y ya me contarás, si quieres.

La cosa, 1982


Estos días estoy de "vacaciones de madre", es decir, que hasta el sábado estoy solita en casa. Mi niño me dejó instrucciones muy precisas de lo que podía y no podía hacer mientras él estaba fuera, con sus abuelos. Y una de las cosas que me pidió fue que viera esta película.

Al parecer en una de sus series de dibujos favoritas (Gravity Falls), hacen referencia a esta película. Como es de miedo, él no quiere verla, pero quiere que la vea yo y que después le diga que la he visto (tampoco querrá que le cuente de qué va, no le gustan nada este tipo de historias).

Como no voy a hacer la mayor parte de las cosas que me pidió y para darle una alegría, vi La cosa. Bueno, por eso y por Kurt Russell, que las dos películas protagonizadas por él que vi antes de esta, me gustaron bastante y nos reímos mucho viéndolas.



En la imagen, Kurt Russell y detrás, la cosa.

Pues nada, un ente que viene del espacio en un platillo volante típico de toda la vida, que se dedica a tomar posesión de las formas de vida más próximas para ir matando a la especie humana y todo lo que pille por delante. Mucha musiquita de tensión y escenas de susto. Mucha nieve, destrucción y fuego.

No es ninguna maravilla, aunque supongo que en su día sí que estuvo bien. No ha soportado el paso del tiempo, la verdad. Así que no te la recomiendo. En cambio, sí aprovecho esta entrada para recomendarte las otras dos que vi del protagonista: Escape de Nueva York y Escape de Los Angeles. Combinación de acción, humor ácido y aventuras.



Regreso a Howards End, 1992




Y en esta película aparece la antítesis (para mí, claro) de la belleza femenina. La muchacha de la imagen, Helena Bonham Carter, me parece una mujer nada de nada atractiva, en ningún sentido. Si además hace un papel como el que le ha tocado en esta película, la cosa empeora.

Es el típico caso de título que se te hace muy familiar pero que nunca has visto y no sabes el motivo, así que me puse a ello esta tarde.

Creo que la copia que vi estaba mal. O eso o es que quien montó las escenas no tiene ni idea. Pantallas en negro, cortando escenas y pasando a momentos que no enlazan con los anteriores, saltos temporales sin sentido, cosas así.

La historia tampoco me gustó. Dos hermanas con aspiraciones a ser intelectuales y filantrópicas, con un hermano que no pinta nada ni en la familia ni en la historia y unos vecinos ricos y extravagantes. No tiene sentido que una de ellas se case con quien se casa, no lo hace por interés, eso queda claro desde el principio, pero tampoco lo hace por afinidad de caracteres ni por una loca pasión. No tiene ni pies ni cabeza.

El pobre empleado que entra y sale de sus vidas, cada vez en peor situación, para acabar como acaba, otra cosa que no pinta nada en la película.

No me ha gustado nada de nada, supongo que porque no entendí de qué iba la historia ni cómo había esos giros en las vidas de los protagonistas, así sin más.

Una decepción.